(La Paz, 24 de agosto, Viceministerio de Comunicación) La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón Merubia, convocó este martes a los gobiernos subnacionales (alcaldías y gobernaciones) y a los medios de comunicación para coordinar su labor y contribuir en la disminución de la violencia en contra de las mujeres en el país.

Anunció que el Órgano Ejecutivo, por su lado, trabaja en una propuesta que se conocerá en las próximas semanas: «Creo que hay que sumar todo, nosotros en este momento estamos trabajando en una propuesta, en acciones que las vamos a dar a conocer las siguientes semanas. Esto se está haciendo desde el Ejecutivo y tiene que ver con las modificaciones de la Ley 348, que han sido recopiladas desde la sociedad civil con más de 1.000 propuestas, y a partir de ello tenemos un gabinete que aborda estos temas para acciones concretas».

La autoridad explicó sobre la temática en el ciclo de programas Rumbo a la modificación de la Ley 348: Políticas y estrategias de prevención que se difunde por la Red Patria Nueva, en el cual recordó que los medios del Estado dieron algunos pasos en la lucha contra la violencia a través de conformación de un Comité de Género de Medios Estatales donde se analizan contenidos y temáticas para abordar los temas referidos a feminicidio.

Recordó que los medios de comunicación privados realizan un abordaje de la violencia porque convierten a las víctimas en cifras, cosifican a la mujer y se naturaliza la violencia. Alcón informó que también se coordinó con los medios de comunicación privados para trabajar en temas de prevención y educación porque ese es su rol. Sin embargo, reconoció que desde que se aprobó la Ley Nº 1197 el 8 de julio de 2019 que dispone la derogación de
los artículos que establecía la obligatoriedad de difusión gratuita en medios de comunicación de 19 normativas, entre ellas la Ley 348 Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, estos no difunden mensajes de prevención.

Convocó a los medios de comunicación privados a aportar, apoyar y principalmente coordinar la emisión de mensajes aplicando una nueva forma de comunicación en los mensajes evitando el morbo, la cuantificación de casos, la cosificación de la mujer, a utilizar un lenguaje con enfoque de género y principalmente evitar la revictimización.