El ministro de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT), Remmy Gonzales, en conferencia de prensa, informó este martes que el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) el pasado 2 de septiembre encontró insumos agrícolas (fertilizantes, plaguicidas, pesticidas y otros) vencidos, sin etiquetar y re etiquetados sin autorización en un depósito de Santa Cruz, motivo por el cual se presentó una denuncia contra los falsificadores.

“La denuncia fue presentada de manera formal en fecha 10 de septiembre, y este 14 de septiembre se presentó ante el representante del Ministerio Público, Cristhian Kamiunten, la querella formal contra Wilman Céspedes y los autores a identificar durante la investigación”, dijo la autoridad.

Mencionó que, en el predio ubicado en la avenida Noveno Anillo, se encontró a ocho personas, mismas que al percatarse de la presencia del Senasag se dieron a la fuga, quedando únicamente el sujeto identificado como Wilman Céspedes, quien custodiaba los galpones.

Según un reporte del ministerio, los ambientes fueron identificados como “Corteva Agrocienses” de propiedad de Andrea Ovando; “Proquimur”, de Ruth Margot Torrejón; Agroterra S.R.L., Juan Santiago Bernardini Díaz; Agroindu Group S.R.L., de Henry Gutiérrez; Rizobacter de Bolivia S.A., de Osvaldo Mariscal; AP Agricultura Protegida Empresa Comercial y Servicios S.A. perteneciente a Javier Ordoñez Peinado.

“Las personas se encontraban realizando actividades de re-etiquetado de envases de insumos agrícolas, evidenciándose fechas de vencimiento desde la gestión 2015 al 2021 y estos realizaban el cambio de envase ya usado, por uno nuevo con ayuda de embudos”, informó el titular del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

Como resultado del operativo se procedió al precintado de productos y de las puertas del depósito con códigos de seguridad y candados; teniendo productos sólidos vencidos, caducados, re etiquetados y re envasados, que llegan a aproximadamente 62 toneladas y 112.959 litros de producto líquido. 

El ministro expresó que el Senasag, con el respaldo del MDRyT, realiza todos los procedimientos correspondientes, ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y la Fiscalía, para que los y las responsables asuman las consecuencias de poner en riesgo la salud de los bolivianos, cometiendo delitos de falsificación y aplicación indebida de marcas y contraseñas, falsedad material, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado y delitos contra la salud pública. 

Finalmente, la autoridad acotó que “los productos que ya han vencido son nocivos, no solamente para la salud, sino que ya no tienen el mismo efecto para el control de plagas y enfermedades de los cultivos, haciendo que los productores no obtengan los resultados esperados, ocasionando daños económicos”.