La viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Reneé Castro, advirtió este jueves que los gobiernos subnacionales cargarán con su responsabilidad por no vacunar a su población, lo que provocaría una escalada de casos ante una posible cuarta ola del COVID-19.

“Las vacunas están disponibles por eso es que nosotros seguimos presionando y seguimos insistiendo en que todos los gobiernos subnacionales vacunen para que no tengamos una cuarta, quinta o sexta ola, si no vacunan van a jugar un rol importante, va a ser una responsabilidad muy grande que van a cargar los gobiernos subnacionales”, afirmó en conferencia de prensa.

Bolivia atraviesa por 12 semanas consecutivas un proceso de desescalada de casos, sin embargo, el ministro de Salud, Jeyson Auza, alertó que eso no significa que el virus desapareció, por el contrario pidió a la población que no baje la guardia y extreme medidas de bioseguridad a fin de evitar que se vuelva a propagar.

La viceministra Castro lamentó que algunas autoridades subnacionales como de la Gobernación de Santa Cruz, descuiden la inmunización y por si fuera poco rechacen el recibir las vacunas o las escojan.

Denunció que cuándo se tenía embarcado el lote de 860.140 vacunas Sinopharm, recién los responsables del Servicio Departamental de Salud (SEDES), revelaron que tenían fallas en sus cámaras de frio, aspecto que, dijo, muestra su poco interés que tienen de proteger la salud y la vida de su población.

“No tenemos ninguna información, reporte de las cámaras o cuándo solucionarán y más nos ha sorprendido que nos digan que no les enviamos otro tipo de vacunas eso si llama bastante la tensión”, acotó.