El nuevio máximo de fallecidos trepó a 1.195. El crecimiento de las cifras negativas no da tregua pese a las “vacaciones pagas” decretadas por Vladimir Putin en un intento del Kremlin por reducir la incidencia y la morbilidad

Rusia registró por tercer día consecutivo un nuevo récord diario de muertes por COVID-19 al reportar en la última jornada 1.195 fallecimientos, seis más que el miércoles, el anterior máximo, según el centro operativo de lucha contra la pandemia del coronavirus.

Noviembre ya suma tres récords diarios de fallecimientos, y ello pese a que los rusos tienen desde hace seis días vacaciones pagadas por orden del presidente, Vladímir Putin, precisamente para tratar de bajar la incidencia y la morbilidad.

El nuevo máximo eleva el total de decesos por COVID-19 a 243.255, si bien las estadísticas oficiales sobre exceso de muertes duplican esta cifra.Personal de ferrocarriles sanitiza la estación Kazansky en Moscú (REUTERS/Maxim Shemetov)Personal de ferrocarriles sanitiza la estación Kazansky en Moscú (REUTERS/Maxim Shemetov)

Según la base de datos Worldometer, Rusia es actualmente el primer país del mundo, y por supuesto de Europa, con más muertes diarias por coronavirus, por delante de Ucrania.

Moscú, foco de la pandemia en Rusia, notificó 97 muertes en el último día, seguida de San Petersburgo (75) y la región de Moscú (52).

En la última jornada se registraron además 40.217 nuevos casos de coronavirus en las 85 regiones del país.

En Moscú se detectaron 6.305 nuevas infecciones en un día, en San Petersburgo 3.271 y en la región de Moscú 2.732.Varias personas esperan su turno para someterse a una prueba "express" de covid-19, en una estación del metro de Moscú. EFE/EPA/MAXIM SHIPENKOV
Varias personas esperan su turno para someterse a una prueba «express» de covid-19, en una estación del metro de Moscú. EFE/EPA/MAXIM SHIPENKOV

Rusia acumula desde el inicio de la pandemia de coronavirus 8.673.860 contagios y es el quinto país del mundo con más infecciones acumuladas por detrás de Estados Unidos, la India, Brasil y el Reino Unido.

Pero es el primero del mundo con más casos nuevos, según Worldometer.

Las autoridades rusas atribuyen el fuerte aumento de nuevos contagios y de muertes a la agresividad de la variante delta, la falta del cumplimiento estricto de las reglas sanitarias por parte de muchos rusos y, sobre todo, a la baja tasa de vacunación en el país.

El alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, ha dicho que no prorrogará más allá del 7 de noviembre la orden de vacaciones pagadas a los trabajadores no esenciales, si bien hasta dicha fecha seguirán cerradas las tiendas, escuelas y restaurantes, tal y como ha recogido el diario The Moscow Times.FOTO DE ARCHIVO: Personas con mascarillas en la estación de tren Kazansky en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Moscú, Rusia 2 de noviembre de 2021. REUTERS/Maxim ShemetovFOTO DE ARCHIVO: Personas con mascarillas en la estación de tren Kazansky en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Moscú, Rusia 2 de noviembre de 2021. REUTERS/Maxim Shemetov

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, reconoció el lunes que “la situación no es fácil” y añadió que “las camas están ocupadas en gran proporción”. “La situación no se está haciendo menos complicadas en estos días”, destacó.

Hasta el momento en la nación que fue pionera a la hora de registrar su propia vacuna contra el coronavirus, solo 50.960.796 personas han recibido la pauta completa de vacunación, lo que sitúa la inmunidad colectiva en el 46,8%.