Tras establecer que la totalidad del Salar de Uyuni se encuentra el territorio potosino, los asistentes al encuentro definieron el desalojo de los domos dentro el salar y el procesamiento jurídico de quienes viabilizaron el asentamiento de una empresa que nunca gestionó una licencia ante la gobernación potosina.

Los potosinos conminaron al gobernador de Oruro a demostrar que el lugar donde se instalaron los domos está en territorio orureño porque esa habría sido la instancia que dio una licencia ambiental para que se consolide el proyecto “albergue turístico del Salar Thunupa”.

Los potosinos sospechan que los empresarios suizos tienen algún acuerdo subterráneo con autoridades de Jirira, la comunidad que se constituyó en una especie de escudo para las operaciones que cobran alrededor de 1.000 dólares por un día y una noche en los domos para una sola persona.

En abril de este año la Secretaría de Turismo y Cultura del Gobierno Autónomo Departamental de Potosí clausuró los domos pero los comunarios de Jirira rompieron los precintos y apoyaron la continuidad de la actividad que para los potosinos es ilegal.