El Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Ing. Germán Jiménez, anunció hoy que la proyección de producción de urea para el año 2022 es superior a la alcanzada entre los años 2017 al 2019, logrando ingresos por 187 millones de dólares.

“Desde la gestión del 2017 al 2019 hemos generado casi 653.000 toneladas (métricas de urea), hemos tenido un ingreso aproximado de 178 millones de dólares en estos tres años. En 2020 no se tuvo producción (…) El 2022 estamos proyectando 590.000 toneladas, con ingreso de casi 187 millones de dólares”, explicó Jiménez.

Respecto a la proyección para la presente gestión, el Director Ejecutivo de la ANH, indicó que se espera alcanzar una producción de 153.000 toneladas métricas de urea, lo cual significa un ingreso de 64 millones de dólares para el Estado. Esta reactivación será un factor importante para el desarrollo agrícola del país, enfatizó la autoridad.

De acuerdo a Jiménez, durante la gestión del gobierno de facto, la Planta de Amoniaco y Urea fue paralizada y el 70% del personal especializado y entrenado para operarla fue retirado, lo cual generó daños que representan una pérdida económica para el Estado. “Los costos estimados de reactivación en tres fases ha sido casi 53 millones de dólares, pero la estimación de pérdidas por paralización ascienden casi a 375 millones de dólares”, puntualizó la autoridad

“Uno de los proyectos más importantes del Estado ha sido satanizado en la gestión 2020. Dijeron que la Planta no servía, que la urea era destinada para la droga”, expresó el Director Ejecutivo de la ANH, al momento de explicar que se intentó desvirtuar la naturaleza de la Planta de Amoniaco y Urea durante el gobierno de facto.

El Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce, dio reinicio este lunes a las operaciones de la Planta de Amoniaco y Urea, ubicada en la localidad de Bulo Bulo en Cochabamba. Gracias a las gestiones del Gobierno Nacional, se proyecta incrementar las exportaciones de este producto a más países.