La Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de la provincia Omasuyos – Ponchos Rojos, emitió una resolución en la que rechaza y condena la agresión, violencia y racismo perpetrados en el acto cívico por la efeméride cruceña.

“Rechazamos con energía esta manipulación y ultraje a nuestro símbolo que es la wiphala, (además de) la violencia y racismo que expresan el señor Luis Fernando Camacho y el Comité Cívico de Santa Cruz”, señala parte del documento suscrito ayer en Achacachi, y respaldado por las 41 centrales y subcentrales agrarias y las secretarías generales de la
provincia altiplánica de La Paz.

De manera conjunta con la Federación Provincial Única de Mujeres Campesinas Indígenas de la Provincia Omasuyos “Bartolina Sisa”, resolvieron solicitar al presidente Luis Arce y al vicepresidente David Choquehuanca “que hagan respetar la wiphala”; asimismo, conminan al fiscal general Juan Lanchipa a dar con los autores intelectuales y materiales de la afrenta y aplicarles una sanción ejemplar.

Los firmantes del documento –que fue entregado la mañana de hoy al presidente Arce que
estuvo de visita en Achacachi–, se declaran en estado emergencia y advierten que de no
cumplirse sus demandas, “tomarán determinaciones más contundentes”.