La mañana de este miércoles el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, en el hall de la Gobernación de Potosí, explicó los alcances del informe presentado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) sobre las jornadas de violencia que vivió Bolivia a finales de 2019.

La autoridad explicó que el trabajo que encarará el Gobierno Nacional es que todas las víctimas de las masacres y hechos violentos sean resarcidas para así curar las divisiones que se acentuaron en ese tiempo.

También señaló que será la justicia la que deberá definir las responsabilidades de estos hechos que tiñeron de sangre a nuestro país.