Luego de dos de días de haber tomado en control del poder en la capital Kabul, el grupo fundamentalista exhortó a la población a volver a sus actividades normales

Los talibanes anunciaron este martes una amnistía general para todos los funcionarios del Estado, a los cuales exhortaron a volver a trabajar normalmente, dos días después de haber tomado el poder en Afganistán.

“Se decretó una amnistía general para todos (…) por lo tanto deben retomar su vida cotidiana con total confianza”, anunciaron los talibanes en un comunicado.

Desde que entraron en Kabul el domingo, tras una ofensiva rapidísima que en solo 10 días les hizo controlar casi todo el país y provocó la huida del presidente Ashraf Ghani, los talibanes han multiplicado gestos que quieren ser tranquilizadores.

Este martes, la vida se reanudaba poco a poco en Kabul, muchas tiendas reabrieron, el tráfico volvía a ser intenso y había gente en las calles.

Los talibanes organizan la circulación en las calles e instauraron puestos de control.

Pero los habitantes de la capital tienen miedo, sobre todo las mujeres, que en su mayoría no se arriesgan a salir a las calles.

Entre 1996 y 2001, cuando ejercieron el poder, los talibanes impusieron una visión rigurosa de la ley islámica. Las mujeres no podían trabajar ni estudiar.

Los talibanes gobernaron Afganistán desde 1996 hasta 2001. En aquella época, las mujeres fueron las que más perdieron. Describir sus vidas como un infierno no sería exagerado. No podían salir de sus hogares sin un mahram -tutor masculino- y debían cubrirse el cuerpo de la cabeza a los pies con un burka, entre otras prohibiciones e imposiciones medievales.

RETIRO DE LAS TROPAS DE EEUU

El presidente de Estados Unidos,Joe Biden dijo este lunes que el objetivo de su país en Afganistán nunca fue el construir una nación democrática sino el de acabar con la amenaza terrorista de Al Qaeda. Además, el mandatario demócrata ratificó que con su decisión se pone fin a la guerra más extensa en la historia de EEUU.

“Sacaremos a nuestra gente y nuestros aliados lo antes posible, y luego de completar esto, terminaremos con la guerra más extensa de EEUU. Estos eventos son prueba de que ningún presencia militar en Afganistán marca la diferencia. Nuestra misión tuvo muchos errores en Afganistán. No voy a engañar a los estadounidenses diciendo que un tiempo más en Afganistán marcará la diferencia”, dijo el mandatario demócrata.

El mandatario estadounidense admitió que el gobierno afgano cayó más rápido de lo que esperaba, y destacó el apoyo militar estadounidense. “Siempre le prometí al pueblo estadounidense que sería sincero con ustedes. La verdad es que esto se desarrolló más rápido de lo que habíamos anticipado”, dijo Biden en un mensaje a la nación.

Les dimos todas las oportunidades para determinar su propio futuro. No pudimos darles la voluntad de luchar por ese futuro”, añadió desde la Casa Blanca, y resaltó: “Si Afganistán no es capaz de resistir a los talibanes, las tropas de EEUU no pueden hacer la diferencia”.

El presidente de Biden además resaltó: “Las tropas estadounidenses no pueden ni deben luchar en una guerra y morir en una guerra, que las fuerzas afganas no están dispuestas a luchar por sí mismas”.

“Nunca se suponía que la misión en Afganistán fuera construir una nación. Nuestro único interés nacional vital en Afganistán sigue siendo hoy lo que siempre ha sido: prevenir un ataque terrorista en la patria estadounidense”, dijo Biden, al añadir que el objetivo “sigue siendo hoy y ha sido siempre evitar un ataque terrorista en suelo estadounidense”.

El mandatario prometió dar prioridad al tratamiento de las mujeres y las niñas bajo el régimen talibán en Afganistán.