A partir de la fecha 753.562 mujeres gestantes y madres de niños menores de 2 años cobrarán el Bono Juana Azurduy mediante una tarjeta de débito, desde cualquier cajero automático del país y se evitará la reversión de sus beneficios.

El Estado abonará en las Cuentas de Ahorros personales, 77.540.092 bolivianos de un total de 187.298.327 presupuestado para el 2021 y dichos beneficios no serán revertidos convirtiéndose un ahorro seguro en caso de no ser utilizados.

“Son varias las acciones de protección contra la COVID-19 que el Gobierno nacional realiza y una de ellas es este lanzamiento de la Banca Bono Juana Azurduy que tiene un impacto importantísimo en la lucha contra el coronavirus y otro impacto que es el binomio madre-niño (…) con este lanzamiento vamos a evitar que las mamás beneficiarias tengan que hacer filas, estar esperando en los bancos y eviten exponerse al coronavirus”, aseguró la viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro en el acto de presentación realizada la tarde de este miércoles.

Castro recomendó que para poder acceder a ese beneficio las mamás tienen que cumplir todos los controles durante la gestación y también cumplir con el control de la salud de sus niños hasta los dos años.

Explicó que las beneficiarias podrán acceder a la Banca a sola presentación del Carnet de Identidad y el llenado del Formulario Único de Inscripción e inmediatamente contarán con una tarjeta de débito sin costo, además, que no hay monto inicial de depósito, tiene disponibilidad de uso a nivel nacional, una tasa de interés del 2%, no tiene costo de mantenimiento y les permite contar con una cuenta de ahorro bancario.

“Y cuando pase el tiempo ese dinero de su beneficio ya no se les podrá revertir nunca más, ese dinero estará ahí en las cuentas de cada una de ustedes y ese es el impacto y por eso nosotros seguimos día a día trabajando por nuestras mamás”, acotó.

Por su parte Lesny Bernal, beneficiaria del Bono Juana Azurduy, agradeció al ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza por preocuparse por la salud de los bolivianos y principalmente de las madres y mujeres embarazadas que a partir de ahora podrán cobrar su beneficio en un cajero automático.

La gerente General del Banco Unión, Verónica Ramos, recordó que desde el inicio del pago del Bono Juana Azurduy esa institución financiera otorgó todas las facilidades a las mujeres embarazadas y madres llegando incluso con banca móvil hasta los rincones del territorio nacional para efectivizar ese beneficio y ahora apoya con la bancarización para un cómodo manejo de sus recursos económicos.

“Las 457 agencias que tenemos a lo largo y ancho del país están habilitadas para que puedan presentarse, registrarse, poder contar con su tarjeta y acceder a las posibilidades que tiene la bancarización”, acotó. De esta manera se previene y resguarda la salud del Binomio-Madre-Niña y Niño en tiempos de pandemia del COVID-19, evitando filas y aglomeraciones en entidades financieras además de optimizar el tiempo de las madres.