La tarde de ayer martes el gobernador, Jhonny Mamani respondió a una Petición de Informe Oral de la cámara baja sobre los domos ilegales que fueron ubicados en el Gran Salar de Uyuni del departamento de #Potosí, esto a pedido de un par de diputados opositores. La autoridad salió aplaudida por movimientos sociales que lo acompañaron.
“Hemos respondido con mucha claridad hemos sido muy ampulosos, lo que nosotros queremos es reafirmar esos domos que se han construido en la jurisdicción del Salar de Uyuni, son ilegales, estamos pidiendo a través de diferentes notas a autoridades de competencia nacional, que estos domos a través de un proceso administrativo puedan retirarse de la jurisdicción del salar”, precisó la autoridad.

La primera autoridad del departamento explicó que se invitó a las autoridades de Oruro y se pidió la mediación del viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz y que su única intención es evitar confrontación con este pueblo hermano y que en estos encuentros se pudo evidenciar la ilegalidad del asentamiento.

Destacó también que no se está contra de Oruro o de los emprendimientos turísticos que son bienvenidos y apoyados por su gestión, sino como es en este caso a una empresa trasnacional que está al margen de nuestras leyes.