La mañana de este lunes, en conferencia de prensa, el gobernador, Jhonny Mamani, se refirió a los hechos acaecidos en el Salar de Uyuni el pasado viernes a causa de una operación turística irregular en el Gran Salar de Uyuni, que ocasionó la reacción de la sociedad potosina, en especial la que vive en el lugar y que es motivo de conflicto con el departamento de Oruro.

Recordó que el tema de límites es claro por las coordenadas definidas y la normativa vigente que establece como potosina la pertenencia de la riqueza natural, volvió a recalcar que no se permitirá ningún tipo de avasallamiento, también informó que se convocó para el miércoles a las 9:00 a todas las organizaciones e instituciones representativas del departamento sin exclusión para socializar y analizar las acciones que se tomarán de aquí en adelante.

La autoridad explicó que su presencia en el lugar permitió apaciguar los ánimos para evitar que siga la escalada de violencia que empaña la convivencia de dos pueblos hermanos y que existe toda la disponibilidad para reunirse en cualquier escenario con las autoridades orureñas para zanjar este tema resaltando que son pueblos hermanos que no pueden pelear por intereses de unos cuantos.