La Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba (FSTPC) emitió este martes un pronunciamiento que condena las agresiones que sufrieron dos periodistas del diario Opinión, Miguel Rojas y Nicole Vargas, por parte de simpatizantes del alcalde Manfred Reyes Villa, que instalaron una vigila en la plaza 14 de Septiembre.

Asimismo, el documento solicita que la Fiscalía y la Policía hagan cumplir las leyes e investiguen el caso para establecer responsabilidades y sanciones.

“La FSTPC rechaza las agresiones e insultos cobardes que recibieron los colegas e insta a las organizaciones políticas a respetar el trabajo de la prensa y garantizar su labor sin violencia, Pedimos a la Fiscalía y a la Policía de Cochabamba hacer cumplir las leyes e investigar las agresiones contra dos trabajadores de la prensa para establecer responsabilidades y sanciones”, manifiesta el pronunciamiento.

El documento explica que las víctimas fueron atacadas cerca de las 21.30 la noche del lunes, cuando realizaban su labor periodística.

El pronunciamiento relata que un grupo de personas que se encontraban en vigilia en la plaza 14 de Septiembre, en respaldo al alcalde de Cochabamba, propinó golpes al periodista Miguel Rojas y le quitó un celular con el que realizaba una filmación. 

“Otra persona empujó a la periodista Nicole Vargas y la agredió verbalmente, cuando intentaba recuperar el celular de Miguel Rojas”, agrega. 

El texto institucional menciona que ambos incidentes se produjeron a la vista y paciencia de otros dirigentes y seguidores del partido Súmate, al cual pertenece Reyes Villa.

El pronunciamiento establece, finalmente, que la FSTPC deplora que grupos de políticos en pugna, una vez más, hayan agredido física y verbalmente a los trabajadores de la prensa en el ejercicio de sus funciones.