Varias explosiones tuvieron lugar a primera hora de la mañana de este lunes en la capital afgana, dos días después de que dos explosivos dejarán al menos seis civiles muertos en la ciudad

El Ejército de Estados Unidos mantiene sus operaciones en el aeropuerto internacional Hamid Karzai (HKIA) de Kabul tras el ataque con cohetes registrado esta madrugada, informó la Casa Blanca.

“El asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, y el jefe del Estado Mayor, Ron Klain, han informado al presidente (Joe Biden) sobre el ataque con cohetes en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai.” y de que “las operaciones continúan sin interrupción”, informó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en un comunicado.

Por su parte, Biden “ha vuelto a confirmar su orden de que los mandos redoblen sus esfuerzos para dar prioridad a hacer todo lo necesario para proteger a nuestras fuerzas sobre el terreno”, agregó.

Varias explosiones de cohetes tuvieron lugar a primera hora de la mañana de este lunes en Kabul, dos días después de que dos ataques con explosivos dejarán al menos seis civiles muertos en la capital afgana.

Los cohetes fueron disparados desde el área de Khair Khana, cerca del aeropuerto de Kabul, según testigos presenciales citados por el canal de noticias afgano Tolo.

De momento no hay información oficial sobre las causas de la explosión, la magnitud de los daños o si hubo víctimas en estos incidentes.

El ataque de hoy tuvo lugar después de que en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul se registraran el domingo otras dos explosiones que dejaron al menos seis muertos, una provocada por el ataque de un dron estadounidense contra un vehículo en el que viajaban supuestos miembros del Estado Islámico (EI) y otra por el impacto de un cohete contra una vivienda.

Los proyectiles fueron disparados desde un automóvil en el barrio de Khair Khana, en el norte de Kabul, hacia el aérodromo, según recoge Tolo News.

Residentes cercanos al aeropuerto indicaron haber escuchado el sonido de la activación del sistema de defensa de misiles y que vieron metralla cayendo del cielo, lo que indicaría que al menos un cohete fue interceptado.

Al norte de la ciudad, donde se encuentra el aeropuerto internacional Hamid Karzai, se podía ver humo por encima de los edificios.

Esto ocurre en la recta final de la evacuación de extranjeros y afganos en riesgo del aeropuerto de Kabul, que debe concluir el martes, fecha límite impuesta por la Casa Blanca para abandonar Afganistán tras veinte años de guerra.

Estos últimos compases en el país se vieron amenazados por el grupo yihadista Estado Islámico, que el jueves perpetró un atentado suicida en el aeropuerto con más de 100 víctimas mortales, entre ellas 13 soldados estadounidenses.

El Gobierno de EEUU ha alertado de “amenazas creíbles” contra el aeropuerto de Kabul, donde se concentran las tropas estadounidenses y donde el jueves hubo un atentado que dejó al menos 170 muertos.