Édgar Pary Chambi fue designado este viernes como nuevo ministro de Educación, en reemplazo de Adrián Quelca. La posesión estuvo a cargo del presidente Luis Arce y se llevó a cabo en la Casa Grande del Pueblo.

“Hay desafíos que queremos encomendar al nuevo ministro de Educación, (…) no vamos a estar contentos si no mejoramos la calidad educativa en nuestras escuelas, en nuestros colegios, en nuestros institutos y en nuestras propias universidades”, dijo el primer mandatario en el acto de posesión.

Señaló que la calidad educativa no es la que se requiere, pese a los avances tras la clausura del año escolar en el gobierno de facto. Dijo que no estará contento si no mejora la calidad educativa en las escuelas y las universidades.

Agregó que el cambio cualitativo en la educación queda en manos del nuevo ministro de Educación, de quien destacó su experiencia en el manejo del aula. Lamentó que no se tenga la calidad educativa del pasado, lo cual también ocurre en las universidades.

Arce propuso realizar un plan para mejorar la calidad educativa, y anunció reponer el observatorio de calidad educativa, que será externo al Ministerio de Educación, para hacer una evaluación real de los avances en ese aspecto.

Anunció que convocará a los rectores de las universidades del país, para discutir también la calidad educativa, porque se invierte grandes cantidades de recursos económicos en educación superior y se requiere resultados.

El país está ingresando en un salto a la industrialización y para ello se requiere recursos humanos cualificados para no dar un paso en falso, reflexionó.

Dijo que uno de los principales factores para lograr cambios cualitativos es la educación, por ello se requiere ajustar la calidad educativa. “No solo hemos venido a administrar el Estado; hemos venido a transformarlo y uno de los elementos fundamentales es la trasformación de la educación básica, secundaria, técnica, pero también la educación superior”, exhortó

Destacó el incremento de 100 a 200 becas para que los profesionales se capaciten, porque los recursos humanos se necesitan hoy, no mañana, porque el salto cualitativo se está dando en el actual Gobierno, que significa un giro de 180 grados.

Por su parte, el nuevo ministro aseguró que “la educación constituye la base del desarrollo socioeconómico de nuestro país”. “Vamos a llevar adelante esta educación, ya sea en contextos urbanos, en contextos rurales, en contextos de los pueblos indígena originario campesinos”, sostuvo.

“Vamos a trabajar de manera coordinada, desde las líneas de nuestro hermano presidente Luis Arce Catacora, vamos a trabajar, hermanos, de manera coordinada con nuestras organizaciones sociales, con los representantes de las confederaciones de maestras y maestros urbanos y rurales de Bolivia, con los padres y madres de familia, vamos a trabajar con representantes también de los estudiantes de las escuelas normales superiores y con todos quienes somos responsables y corresponsables de llevar adelante esta delicada función de seguir mejorando nuestra educación en Bolivia”, acotó Pary.