El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas ponderó este miércoles la sanción, en la Cámara de Senadores, de las leyes de Devolución Parcial o Total de Aportes Efectuados a las AFP y de Incentivos Tributarios a la Importación y Comercialización de Bienes de Capital.

Según un boletín, el ministro de esa Cartera de Estado, Marcelo Montenegro, explicó esta jornada ante el pleno camaral ambas propuestas, antes de su aprobación en sus estaciones en grande y detalle.

En cuanto a la primera norma, el ministro aclaró que no se trata de un préstamo, sino de una devolución de aportes que podrá retirar de forma voluntaria el asegurado, previo cumplimiento de requisitos.

“Es una devolución, no es un préstamo porque son recursos de cada uno, no hay condiciones de garantía, no hay tasas de interés ni cronograma de devolución y en ese sentido no hay nada que le obligue a devolver o restituir esto. Es una cuestión de autocontrol, si en este momento está sacando, tenga el autocontrol de ir devolviéndolo para no perder la Fracción Solidaria ni el Seguro de Salud”, explicó Montenegro.

Añadió que el retiro de aportes no implica que el asegurado pierda el derecho a la jubilación de la renta de vejez, lo que sí podría perder es el beneficio de la Fracción Solidaria y el seguro de salud, en caso de no reponer su retiro.

“El seguro de vejez lo seguirá recibiendo, pero en una menor cuantía, en tanto y en cuanto no lo reponga porque ya sacó una parte. No es que pierde la renta de vejez, esta es una decisión muy importante que cada uno debe tomar en cuenta si es extremadamente urgente, tiene esa posibilidad”, detalló.

Montenegro, informó que las fuentes de financiamiento establecidas en el proyecto normativo son de disponibilidad acumulada (liquidez), que mantienen las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP’s), los vencimientos de la cartera de inversiones y la recaudación mensual del Sistema Integral de Pensiones (SIP).

El proyecto normativo mencionado establece las siguientes formas de devolución:

– Devolución parcial de hasta el 15% para los asegurados, con un monto menor o igual a Bs 100.000 en su Cuenta Personal Previsional (CPP), independientemente de su edad.

– Devolución parcial de hasta Bs 15.000 para los asegurados con un monto mayor a Bs 100.000 en su CPP, independientemente de su edad.

– Devolución total del 100% para los asegurados de 50 o más años que tengan un monto menor o igual a Bs 10.000 en su CPP. 
Ley de Incentivos Tributarios para importar bienes de capital

Asimismo, explicó que la Ley de Incentivos Tributarios a la Importación y Comercialización de Bienes de Capital tiene como objeto la reactivación económica y fomento a la política de sustitución de importaciones.

“Esta norma beneficia no solamente a las grandes industrias, también beneficia a los pequeños productores que siempre han tenido la imposibilidad de tener su cosechadora o una máquina textil más productiva, es a ellos que les beneficiará esta norma”, subrayó el ministro.

El proyecto de ley citado reduce a 0% la alícuota del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para importación de bienes de capital, plantas industriales, maquinaria y equipo destinados a la minería, hidrocarburos, agropecuaria, y establece el régimen de Tasa Cero para la comercialización de bienes de capital, maquinaria y equipo en el mercado interno.

Los beneficios de incentivos tributarios tendrán vigencia por un año computable a partir del quinto día hábil siguiente a la publicación del decreto reglamentario. 

«Este plazo será evaluado en la medida de los resultados esperados y en función de una evaluación se podría ampliar el plazo», añadió.

Para acceder a ese beneficio, los bienes de capital importados o comercializados en el mercado interno por el sector privado no deberán exceder los 10 años de antigüedad. Las entidades públicas también podrán beneficiarse de esos incentivos tributarios siempre y cuando los bienes de capital, maquinaria y equipo sean nuevos.

Ambas normas fueron aprobadas por la Cámara de Diputados en sus estaciones en grande y detalle, posteriormente fueron sancionadas en el pleno de la Cámara de Senadores para su respectiva promulgación por parte del Órgano Ejecutivo.