El director nacional del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Max Enríquez, pidió este jueves a los gobiernos subnacionales que ejecuten una estrategia “puerta a puerta”, con una suma de esfuerzos, recursos e insumos, para incrementar la cantidad de personas vacunadas contra el COVID-19.

“Tenemos que empezar a desplegar todos las energías y en eso tiene que ser una suma de esfuerzos, de recursos y de todos los insumos necesarios para llegar a ésta puerta a puerta”, aseveró en una entrevista en el programa “Primer plano” de Bolivia Tv.

La autoridad estatal recordó que la estrategia tiene que ser adecuada, siempre conforme al entorno de cada departamento.

En ese sentido, Enríquez mencionó que el Ministerio Salud ofreció la posibilidad para que los gobiernos subnacionales puedan contratar brigadas móviles, por medio de convenios y la otorgación de los recursos económicos necesarios.

“Y a esto tienen que sumar el sistema de salud local, es el Servicio Departamental de Salud (Sedes), es el recurso humano de los establecimientos de salud que tienen que sumar, coadyuvar a este trabajo, porque si no sería ésta solamente una acción del nivel nacional”, añadió.

El director del PAI dijo que la campaña nacional de vacunación contra el COVID-19 necesita ser dinamizada, porque avanza pero ingresó a una fase de “enlentecimiento” pese a que el Gobierno nacional compró y distribuyó 12.310.110 dosis, hasta el momento para todo el territorio nacional. 

“En esta corresponsabilidad, nosotros siempre hemos apoyado desde el Ministerio de Salud, desde el PAI, con fortalecimiento en cada uno de los departamentos, pues brindándoles las posibilidades de tener cámaras frías, cajas frías, los termos, las jeringas, los otros insumos necesarios, para que ellos (los gobiernos subnacionales) puedan cumplir con su obligación que es la de aplicar las estrategias necesarias y suficientes para poder completar los esquemas de vacunación”, concluyó.