La viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro, exigió este lunes a los gobiernos subnacionales la actualización de estrategias para agilizar la inmunización contra el COVID-19.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud y Deportes, hasta el 29 de agosto Bolivia recibió un total de 9.000.110 vacunas. De ese total, 5.850.794 fueron aplicadas (65%) y 3.149.316 se encuentran todavía almacenadas.

“Seguimos esperando incrementar el porcentaje de vacunación y, para poder incrementar, es momento de cambiar estrategias, es necesario que contraten personal para garantizar brigadas móviles que vayan acercando las vacunas hacia la población y no estar tranquilamente esperando que la población vaya hacia los puntos de vacunación”, dijo la autoridad gubernamental.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud y Deportes, Bolivia recibió, hasta el 29 de agosto, 9.000.110 vacunas. De ese total, 5.850.794 fueron aplicadas y 3.149.316 se encuentran almacenadas.

 “Las vacunas todavía van a ir llegando en importantes cantidades y lo que no queremos ver es eso, que las vacunas estén guardadas en los refrigeradores en los departamentos sin que lleguen a la población”, sostuvo.

Bolivia comenzó el 29 de enero de 2021 la campaña de inmunización masiva, un día después de recibir el primer lote de 20.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

Desde entonces, las tareas de vacunación gratuita no se interrumpieron. Además, el Estado adquirió los inmunizantes Sinopharm, Pfizer y AstraZeneca y Johnson & Johnson.

Hasta el domingo, 3.198.735 personas ya fueron inmunizadas con las primeras dosis de las vacunas contra el COVID-19 y 2.652.059 recibieron las segundas dosis.

“Necesitamos que los gobiernos municipales y las gobernaciones pongan el mismo esfuerzo para que las vacunas vayan llegando en importante cantidad hacia la población; en otras palabras que hagan y pongan lo máximo de las estrategias para que la vacunación vayan incrementando”, enfatizó en referencia a las gestiones gubernamentales para garantizar la adquisición de vacunas.