Luego de conocerse a través de las redes sociales la trágica historia de “Sami”, un cachorro de 5 meses de edad, a quien le quitaron la vida cortándole el cuello la pasada semana, un video se viralizó, en el mismo se acusa a Alan F. CH. C. y Dayana L. V., como principales sospechosos del presunto delito de biocidio cometido, un acto de crueldad contra un inofensivo animal doméstico.

La Ley 700 (para la defensa de los animales contra actos de crueldad y maltrato) incluyó la figura de biocidio en el Código Penal. En redes sociales, este caso provocó malestar e indignación en la población, según activistas de organizaciones protectoras de animales (APAU), las sanciones que impliquen privación de libertad deben ser aplicadas a todas las personas que cometan biocidio.

El hecho fue denunciado ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de nuestra ciudad, fue designado como investigador el Sgto. 1ro Moisés Chambi Checa; el caso está en proceso de investigación y es de conocimiento del Ministerio Público. A continuación, los sindicados del presunto delito de biocidio, desmienten las acusaciones y descartan que se trata de un acto de venganza en contra de la dueña de “Sami” (Yuli O.), escuchemos la contraparte sobre el incidente.