El gobierno argentino anunció nuevas medidas en el marco de la Pandemia del coronavirus, estas medidas interesan mucho a los ciudadanos bolivianos que residen en este país y los que desean viajar por turismo o visitar a sus parientes. Nuestro departamento tiene una amplia frontera con el país vecino por lo que es importante este anuncio.

Apertura gradual de fronteras

Viernes 24 de septiembre: a partir de ese día se elimina el requisito de aislamiento para argentinos, residentes y extranjeros que vengan por trabajo y estén autorizados por la autoridad migratoria.

Viernes 1° de octubre: desde esa fecha podrán ingresar a la Argentina visitantes extranjeros de países limítrofes sin necesidad de hacer aislamiento. La apertura de fronteras terrestres será gradual, a pedido de los gobernadores y a través de corredores seguros aprobados por la autoridad sanitaria, cuyo cupo será definido según la capacidad de cada jurisdicción.

Del 1° de octubre al 1° de noviembre: a lo largo de todo octubre se irá incrementando progresivamente el cupo de ingreso de extranjeros en los distintos corredores seguros, aeropuertos, puertos y pasos terrestres.

1° de noviembre: bajan las restricciones, ya que desde esa fecha podrán ingresar extranjeros de todos los países, ya no sólo de los limítrofes.

Desde el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, encabezado por Matías Lammens, destacaron que el organismo ya viene trabajando en diferentes iniciativas para la promoción del turismo extranjero en el país, especialmente el turismo regional.

Aunque aún no está definida, una de esas iniciativas consiste en otorgar pasajes de cabotaje sin cargo a pasajeros que lleguen del exterior por Aerolíneas Argentinas, lo que se financiaría con fondos provenientes del Instituto de Promoción del Turismo (INProTur.)

Requisitos de ingreso

Con respecto a los requisitos para visitantes extranjeros, el Gobierno anunció que para ingresar al país deberán presentar:

– Esquema de vacunación completo, con la última aplicación realizada por lo menos 14 días antes de la llegada al país.

– Test de PCR negativo realizado durante las 72 horas previas al embarque, o test de antígeno en el punto de ingreso, hasta que lo defina la autoridad sanitaria.

– Test de PCR entre el día 5° y 7° del arribo hasta que lo defina la autoridad sanitaria.

Quienes no cuenten con el esquema de vacunación completo -menores incluidos- deberán realizar una cuarentena, además de practicarse un test de antígeno al llegar y un test de PCR a los 7 días del ingreso al país.

Estas medidas se modificarán cuando se alcance la tasa del 50% de la población totalmente vacunada (dos dosis). Desde ese momento se dejará de realizar el test de antígenos al ingreso (salvo para los ingresantes no vacunados) y el test PCR a los días 5-7, y se podrá levantar el cupo. “De esta manera -se afirmó- se minimiza el impacto del aumento de hospitalizaciones y muertes”.

Fuente: Clarín – Argentina