La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) informó este jueves que, con una inversión del Gobierno nacional que supera los Bs 7.000 millones, se trabaja de manera ininterrumpida para concluir las obras paralizadas y se proyecta nuevas carreteras en la Red Vial Fundamental del país.

“La Administradora Boliviana de Carreteras, en la Red Vial Fundamental, tiene 76 proyectos viales en plena ejecución, son 2.504 kilómetros (km) de carreteras y 837 km de pavimentación de nuevas vías. Se invirtió más de 5.000 millones de bolivianos en construcción; 1.000 millones de bolivianos en rehabilitación, y más de 300 millones de bolivianos en conservación”, informó el presidente ejecutivo de la ABC, Henry Nina, citado en un informe de la entidad.

Además, se contrató 65 empresas de construcción en todo el país, que generan empleos directos e indirectos impulsando la reactivación económica de varias familias y pequeños emprendedores que prestan sus servicios, acota el documento.

En la presente gestión (desde noviembre de 2020), se reactivaron las obras paralizadas por la gestión anterior, y se dio inicio a la ejecución de importantes proyectos de construcción, rehabilitación y conservación de caminos en diversos puntos de la Red Vial Fundamental en todo el país.

Proyectos como la doble vía El Alto – Viacha, Tramo II, de 9,5 km y una inversión de $us 27,5 millones; la doble vía Huarina – Tiquina, de 25 km y una inversión de Bs 51,1 millones; los túneles Cajones 1 y Cajones 2 en el tramo Santa Bárbara – Caranavi, con un costo de Bs 21 millones; la vía Escoma – Pacobamba, de 87 km y $us 45 millones de inversión y el tramo Unduavi – Chulumani de Bs 37 millones, son algunos de los proyectos encaminados por la ABC en La Paz.

“Todos estos proyectos camineros van en beneficio de la integración nacional y regional para el desarrollo del departamento de La Paz y la conexión con los puertos del Pacífico”, cita el informe.

En el resto del país, la ABC ejecuta proyectos de construcción, como la carretera Uyuni – Tupiza, Tramo I; Uyuni – Atocha, Tramo II, y Atocha – Tupiza, en Potosí.

En Tarija, se encaran proyectos de asfaltado del tramo El Achera l – Choere, de 17,59 km y Bs 251,1 millones de inversión; la construcción de la doble vía Yacuiba – Campo Pajoso, de 3,46 km y una inversión de Bs 122,3 millones, y la construcción y rehabilitación del tramo carretero Villamontes – La Vertiente – Palo Marcado, de 45 km y Bs 108,3 millones de inversión.

“Estos proyectos permitirán impulsar la actividad productiva, el transporte seguro y económico, coadyuvar al desarrollo nacional y la vinculación con los demás departamentos y países limítrofes, además de aportar a la consolidación del corredor bioceánico de exportación e importación entre la Argentina (por el sur) con Bolivia”, apunta el documento.

En la amazonia boliviana, que es parte vital del desarrollo nacional y su vinculación económica, productiva con el departamento de La Paz y el resto del país, se ejecuta la construcción de la carretera San Borja – San Ignacio de Moxos, con una inversión de Bs 1.445 millones y una longitud de 139,6 km, e integrará a los departamentos de Beni y La Paz con el resto del país. Otro es el tramo Yucumo – San Borja, de 54,56 km y una inversión de Bs 442,7 millones, así como el diseño de construcción de la carretera Rurrenabaque – Riberalta de 508,07 km, dividido en cuatro tramos, con una inversión de Bs 3.974,7 millones.

De igual manera, la ABC construye la integración caminera y de zonas productivas en el departamento de Pando, con la implementación de la carretera Puerto Rico – El Sena, de 62 km y Bs 501,4 millones; el tramo Porvenir – Puerto Rico, de 64 km y una inversión de Bs 504,2 millones.

En Santa Cruz, se ejecuta la construcción de la carretera El Espino – Charagua – Boyuibe, de 159,39 km y una inversión de $us 253 millones; la carretera San José de Chiquitos – San Ignacio de Velasco, de 208 km y una inversión de Bs 849,5 millones; la doble vía Montero – Yapacaní, de 69,7 km y una inversión de $us 104,3 millones; la rehabilitación de la carretera Comarapa – La Angostura, de 58,24 km y $us 53,5 millones de inversión, y el tramo IV Bermejo – La Angostura, con $us 225,5 millones de financiamiento y una longitud de 20,46 km.

En Cochabamba destacan obras como la doble vía El Sillar, de 30 km y una inversión de $us 426,1 millones; la construcción de la carretera Tarata – Anzaldo -Toro Toro, de 70,85 km con una inversión de Bs 457,9 millones.

En el departamento de Chuquisaca, apunta el informe, se construyen las carreteras Sucre – Yamparáez, con una longitud de 25,82 km y una inversión de $us 24,7 millones; y el tramo Zudáñez – Padilla – Monteagudo – Ipatí, de 46 km y un financiamiento de Bs 418,7 millones.

Finalmente, en el departamento de Oruro, próximo a entregarse, está la construcción del puente Aroma, de 123,50 km de longitud y que demandó una inversión estatal de Bs 23,1 millones. La plataforma permitirá el paso continuo del transporte pesado para el intercambio comercial y económico con el vecino país de Chile.

“De esta manera la Administradora Boliviana de Carreteras potencia y apoya a las diferentes regiones de Bolivia, concluyendo todas las obras paralizadas y proyectando nuevas obras para posibilitar la vinculación, integración, movimiento económico, tránsito de vehículos durante todas las épocas del año, en un tiempo y velocidad adecuados”, menciona el documento.

Además, apunta el informe, estas obras contribuyen en la reducción de costos de operación y mantenimiento de los vehículos, reducción de los costos y tiempos de transporte haciendo más accesible el servicio a usuarios potenciales, creación de fuentes de trabajo e ingresos, construcción y operación del proyecto, impulso a la actividad productiva, mediante una vía que garantice el transporte seguro y económico para el desarrollo del país.

La Administradora Boliviana de Carreteras prioriza la reactivación económica desde la inversión en la construcción, rehabilitación y conservación en la Red Vial Fundamental en el país, concluye.