Un congreso de Frutcas congregó a gente de la gobernación en Uyuni

 Un congreso de Frutcas congregó a gente de la gobernación en Uyuni

Mucha gente que trabaja en la Gobernación de Potosí volvió a estar activa durante el fin de semana, esta vez para participar en el congreso de la Federación Regional Única de Trabajadores Comunarios del Altiplano Sud (Frutcas) que se reunió en Uyuni y terminó eligiendo a Basilio Marca como nuevo secretario ejecutivo.

Como fue en fin de semana, en horarios no laborables, no existen ninguna ilegalidad en la asistencia de los funcionarios al ampliado y solo restaría saber si los estatutos de Frutcas admiten la participación de terceros en la elección de sus dirigentes. También queda por determinar si se usó bienes del Estado para asistir hasta Uyuni por cuanto en las fotografías conseguidas por este medio se puede ver varias vagonetas y en una de ellas se lee el rótulo del Servicio Departamental de Caminos con el número PMO-4.

Además del propio gobernador, Jhonny Mamani, que aparece en las fotografías de la testera, en las fotos se puede ver a servidores públicos de la Unidad de Comunicación. Entre las funcionarias reconocibles está Daniela Ortega, la mujer que acudió hasta la maestranza del Servicio Departamental de Salud a persuadir a dos personas que firmen un documento sobre las 41 ambulancias, que había sido modificado.

PARTIDIZACIÓN

Aunque Frutcas se presenta públicamente como una organización social, el ampliado de este fin de semana parecía, más bien, un acto partidario del MAS, por la mayoría de militantes de ese partido que enarbolaron sus banderas incluso en las calles de Uyuni. La elección de la nueva directiva fue una pugna entre sectores de ese partido.

El nuevo secretario ejecutivo, Basilio Marca, hizo notar ese detalle cuando declaró a Radio Uno de Uyuni que “han estado funcionarios de la gobernación (y) eelos han sido quienes han hecho este problema”.

El problema al que se refirió Marca son los incidentes que hubo cuando se decidió que la elección de la nueva dirigencia iba a ser por voto secreto. Marca señaló que los funcionarios “se han exaltado porque ya sabían que iban a perder”, pero, al final, el asunto no pasó a mayores.

“Esta federación de Frutcas es una federación de campesinos. Por eso decimos: no es federación de los funcionarios”, señaló.

Sin embargo, el grupo que acompañó a Marca, cuando ingresó al edificio de Frutcas, llevaba banderas del MAS y una senadora y un diputado de ese partido formaban parte de la gente que festejaba en el lugar.

La participación de funcionarios y el posible uso indebido de bienes del Estado se ha hecho común en la gestión de Mamani, cuya imagen se deterioró desde que estalló el escándalo de la frustrada compra de 41 ambulancias, que está pendiente de resolución.

Mamani aprovecha que su partido tiene mayoría en la Asamblea Legislativa Departamental y la fiscalización es mínima. En ocasiones, incluso la directiva de la asamblea le acompaña. Uno de los ampliados se realizó en Betanzos, en día particular, y provocó ausentismo en la gobernación.

No existen referencias de que la Contraloría haya indagado estos posibles abusos de bienes estatales, pese a que estos fueron de conocimiento público.

Related post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.